MISCELÁNEAS MISCELÁNEAS
"No importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas."
- La sabiduría de Confucio

viernes, 25 de noviembre de 2016

Algunas cosas que me molestan.

Hola amigo.

Nuevamente en contacto, como todos los viernes, para comentarte los sucesos , hechos y otras particularidades que me han motivado a escribir.

No soy un narrador genial, solo trato de comunicar y que se entienda lo que pretendo dar a conocer.
Mi humilde opinión en el mar de la web, ese océano gigantesco e infinito, es simplemente eso una humilde opinión.

Lejos de mí la soberbia que se ve a diario en algunos comunicadores,no todos por suerte, que afirman y ponderan como única verdad su yoismo.
Si a esto le agregamos una total chabacanería en su expresiones y gesticulaciones , exclamemos :"Bingo", cartón lleno.
Este proceder me predispone de mala manera, me altera y me hace añorar con más fuerza a  los viejos comunicadores, mucho mas leídos, menos gesticuladores, más apasionados por la verdad- no por su verdad-, buscando siempre una equidistancia entre varias visiones antagónicas de un mismo tema  para luego fijar su personal posición.

Parece que como todo viejo tengo la visión obnubilada por la nostalgia de tiempos idos, donde éramos  jóvenes y a la distancia sobrevaloramos los recuerdos, pero no, soy consciente que con el tiempo y las conquistas de ciertas libertades, justas por cierto, se han ido modificando las costumbres, los modismos y la educación, provocando cambios en los valores tanto individuales como colectivos.

Uno de esos valores que se han perdido, o por lo menos no se hace evidente, es el respeto. El respeto hacia nuestros padres, maestros, abuelos y en general a nuestros mayores.
Lógicamente que esta aseveración es general, siempre existirán, gracias a Dios, las excepciones a esta premisa.

Tengo una imagen muy presente en mí que es la siguiente:
Cuando joven iba con amigos en verano a refrescarnos en las saladas aguas del  Arroyo Del Monje, bajo el puente que permitía el tránsito por la ruta 11.
Recuerdo eso días de 40 grados a la sombra, metido en el agua hasta el cuello, mirando a los catangos, los trabajadores del ferrocarril que hacían el mantenimiento de las vías cortando la maleza y limpiando la zona.

Los veía bajo el rayo del sol en esos días sofocantes, dándole duro a su trabajo por varia horas
a la intemperie y bajo el sol abrazador. Los veía protegidos, con sombreros de alas anchas y camisas de mangas largas, de los efectos del sol pero no del calor y la sed que este le provocaba.
Desde el arroyo los miraba y realmente sentía pena por ellos, no pensaba que podrían ser compensados económicamente por su padecimiento, estimo que muy lejos de ello estaban.
Un imagen que aún persiste en mi memoria.

Como ellos millones de trabajadores, con su esfuerzo, dedicación, aportaron valor a su tarea y este valor hizo grande a este país.
Unos tendieron rieles, otros construyeron caminos, levantaron fábricas, cultivaron los campos,cuidaron de la salud pública, la justicia, el orden y su administración.
Hoy los que aún viven son ancianos, viejos,"de la tercera edad" y jubilados.

La inmensa mayoría de los que alcanzaron la jubilación hoy perciben la remuneración mínima.Un ingreso ínfimo para tanto esfuerzo, dedicación, aporte de valor, de honestidad y de más de 40 años de dedicación a hacer.
Hacer grande al país, que por desgracia, por malas administraciones y malos sentimientos, los tiene postergados y en muchos casos a merced de la caridad ajena.
A esto se le agrega la desconsideración con que los trata el "sistema",

Hay dos cosas que me pueden, me descolocan y me dan mucha pena: el llanto de un niño y el dolor de un anciano.

Bueno amigo, es todo por hoy, gracias y nos encontraremos, si Dios quiere, el próximo viernes.
Chau.

viernes, 18 de noviembre de 2016

No todo está perdido.

Y llegamos al viernes, hoy nuevamente contigo amigo.

Esa semana que parecía bien encaminada continuó con las pavadas de siempre.
El martes el fútbol nos dio una alegría al ganar nuestra selección a su par de Colombia por un 3 a cero que de acuerdo con los entendidos no conformó a nadie.
Si ya sé parecemos la gata Flora, pero que le vamos a hacer es lo que hay.

Del partido en sí, lo rescatable fue, cuando no, la actuación de Messi un 10 en la espalda y un 10 en la cancha.
Del equipo la aparición de Pratto en el ataque fue lo mas positivo que mostró.
Por suerte Colombia no nos apuró demasiado y zafamos por el momento. Podemos llegar al repechaje como mínimo.

Eso en lo deportivo, en lo extra tenemos la actitud de los jugadores de no hablar más con la prensa deportiva por lo que a su entender fue un destrato y falta de respecto como  los periodistas se refirieron a ellos, creó un nuevo estado de cosas, un nuevo escenario que ensombrece el futuro.

Habría que decirles a todos que lo importante en esto, si bien el fútbol es un deporte-aunque profesional- es que la seleccción: jugadores,técnicos y dirigentes, están representando al país.
Basta de papelones, de discusión barata, de egos enfrentamientos, a ponerse las pilas y reúnanse , periodismo incluido, buscando un objetivo común: la clasificación al mundial, primer escalón y luego sudando la camiseta: el título anhelado por todos, aún a los que nos les gusta el fútbol.
Todos se lo agradeceremos.

En otro orden de cosas, te diré, que la cosa no pinta bien.
Los enfrentamientos del gobierno con los que conforman la oposición dura, los del gobierno anterior, continúa y continuará in eternum, salvo que la justicia actúe con la velocidad que se le reclama y enjuicie y castigue a los que cometieron delictos y exonere a los inocentes.
Las cosas deben quedar claras y será como barajar y dar de nuevo.
Basta de cháchara, porque  la sociedad está dividida, confundida y enojada.

Lo positivo de todo, es amigo mío, estamos vivos, respiramos el aire fresco de la mañana, podemos observar las flores que engalanan la ciudad, como las de los jacarandá, y sentir el calor del sol,
Aprovechemos para gozar de la compañía de los afectos, de todos ellos, destinemos un tiempo extra para estar con nuestros padres-los míos están en mi corazón, nuestros hijos y sus hijos, también con los amigos y seamos felices por los menos este fin de semana.

Hasta el viernes.
Chau.





viernes, 11 de noviembre de 2016

Que semanita.

Hola amigo.

Que difícil se me hace escribir algo hoy porque esta semana pasó de todo y todos desastres que me  me desorientaron y bloquearon.
Una noticia nefasta y que castiga mi fibra más intima, saber que un chiquito tiene cáncer. La noticia de que el hijo de Luisana Lopilato contrajo esa enfermedad me angustió y mas todavía al enterarme que son muchísimos los chicos que lo padecen, hasta el punto de haberse creado centros especializados para atenderlos.
Luego se amplió la información y se supo que el cáncer era de hígado , que había comenzado con el tratamiento de quimio y  la familia  tiene muchas esperanzas sobre el resultado.

Otras noticias terribles fueron dos hechos en Entre Ríos.
En uno un hombre mató a su ex-pareja hirió al novio y luego se suicidó. En el otro mucho más escalofriante, un hombre  mató a puñaladas a su ex pareja, a sus hijas y a la persona que convivía con ella.
Las nenas tenía 5 y 7 años.
Como se puede llegar a tal salvajismo,como se  puede matar a puñaladas a dos angelitos., como se puede al ver sus caritas, esos cuerpitos, no quiero ni pensar.
Esos hechos despiadados y diabólicos merecerían ser tenidos en cuenta y analizados dado que parecería que son una epidemia y se reproducen en forma llamativa.
Que pasa por esas mentes, será un virus que enloquece  a algunos varones y desata en él  lo más tremendo, no digo del ser humano,  del ser animal que posiblemente habite en ellos.
Me hizo mucho mal y traté de no pensar, de bloquear esos hechos, pero es difícil.

Además las elecciones en Estados Unidos dieron ganador al perdedor en todas las encuesta del país del norte.
Encuesta que daban ventaja a  la señora candidata  por 4 o 5 puntos, ¿"puntos"? Si la elección era indirecta y debieron contar electores y no votos,
Se armó un revuelo bárbaro y la mitad del país salió a protestar por el resultado y mostraron su disconformidad, algo que me llamó la atención. Si viven en democracia lo más lógico es aceptar el veredicto de las urnas, salvo que protestaran por fraude electoral, cosa imposible si ganó el partido no gobernante.
Todo esto dio lugar a todo tipo de especulaciones en diarios, revistas, y casi todos los programas de televisión. Un caos, una locura que te llega y te complica y también te harta.
Lo más lindo que recién en enero tomara el mando y van a estar conjeturando hasta el 20 sobre las medidas que tomará y de que, como, y cuanto nos afectará. Lógicamente en este delirante ejercicio de la clarividencia, todos los resultados esperados serán nefasto para nuestro país.

Otro episodio deprimente,que  exaspera, fue el baile que Brasil le dio a nuestra selección de fútbol por las eliminatorias para el mundial en Rusia.
Deprimente, desastroso desempeño de los jugadores,no del  equipo porque éste no apareció en Brasil.
Este hecho si bien es cierto no tiene el nivel, la envergadura y la importancia de los anteriores vino a colmar el vaso, planchando aún más nuestro ánimo.

Que le vamos a ser, el optimismo volverá  tal vez la próxima semana con otros temas positivos, que nos levanten el ánimo.

Hasta el viernes.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Seguir para adelante.

Hola amigo.

Primer viernes de noviembre, y aquí en esta parte del mundo estamos en primavera.
Una primavera rara, extraña, que confunde y que por momentos nos parece estar en otoño, invierno y en  otros  por un cálido verano.
Las lluvias que lo inundan todo, destrozan cosechas, voltean árboles,  y nos rompen la paciencia.
En fin es cosa de adaptarse y soportar hasta que amaine.

Hoy el panorama es de un día despejado con mucho sol y posibilidad de unos 29 grados de temperatura que nos acerca mas al verano y nos desorienta en cuanto a la estación en que transitamos.
Se acerca mi cumpleaños, es el 29, rápido, inexorable, cabalga cual desbocado animal llevándose todo por delante.
Ese día cumpliré 76. ¿Y qué? Sólo es un dato estadístico, es como decir 912 meses o 27.752 días.
Realmente los años, los meses y los días transcurridos son eso un mero dato estadístico.
Lo realmente importante es lo que uno siente y como lo siente.
A pesar de que el cuerpo me esta pasando algunas facturas por esa maldita edad cronológica, dolores articulares sobre todo en los dedos de las manos y  de la imagen que me devuelve el espejo, me reconozco mucho más joven.

Me hice un test algo gracioso en una página de internet  que me arrojó una edad mental de 29 años, dándome como nacido en 1987.
Así con la autoestima alta pienso encarar mi vida después del 29.
Algunos hacen un balance de sus vidas y evalúan todos los años pasados viendo aciertos y desaciertos y sacan sus conclusiones a veces orientadas a sentirse bien, sentirse realizados.
Para mí pensar así es decir hasta aquí llegué y ya está.
Lo mío es lo contrario, sabiendo que en mi vida he cometido errores y aciertos, sinceramente no me puse a evaluar cuales han sido más, si los positivos o los negativos de mis acontecimientos, de mis decisiones y sentimientos.

Como tengo una memoria selectiva mantengo vivos los recuerdos mas agradables de las cosas que me han pasado. Los momentos no gratos traté de bloquearlos en mi memoria para no recordarlos.
También pienso que estoy conforme con la vida que he desarrollado y las metas que he logrado.
Pienso que no terminó, que no ya está, que la cosa está para seguir con entusiasmo para adelante.
Tengo una buena vida junto a mi esposa, mi hijo, su mujer  y mis tres hermosos nietos.
No tiro manteca al techo, se administrarme, soy parco en mis gastos y la puedo llevar moderadamente bien aún en esta crisis que sufre nuestro país.

No pienso en mi partida, súbita o programada por el altísimo, no me preparo para ese día.
En cambio pienso  que dejarles a mis nietos cuando emprenda mi viaje. Ese es el horizonte al que apunto, mientras espero seguir disfrutando todo el tiempo que pueda con mi esposa y esa familia hermosa que tengo.
Yo aprecio las pequeñas cosas cotidianas, la ternura de mi mujer, el afecto cariñoso de mi hijo, la visitas de mis nietos con sus alegrías, juegos y besos.
Quiero seguir disfrutando cada día, cada instante con ellos y por eso me cuido, valoro mi salud y me preparo para seguir andando tanto como sea posible.

Todos tenemos fecha de vencimiento. No sé cual es la mía, no me interesa, no pienso en ello es más me propongo vivir hasta los 120 años. Pienso en el largo plazo, sueño con los quince de mis nietas, hoy una de siete y otra de tres, con la entrada a la universidad de mi nieto, hoy de seis y con envejecer junto a mi amor, mi fiel compañera de tantos años porque sin ella yo no sería nada.

En fin amigo mío creo que te aburrido con mis zonceras, espero verte en siete días.
Hasta el viernes!.
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...