MISCELÁNEAS MISCELÁNEAS
"No importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas."
- La sabiduría de Confucio

jueves, 19 de enero de 2017

Karl Mannain la contracara de Donald Trump

Hace algunos años,quince ó más, leí en Selecciones un artículo con un título muy sugestivo: "Generosidad sin fronteras" ( o algo muy parecido) donde relataba el caso que protagonizó el policía Sr Karl Mannain de Nueva York cuando se encontró con un hombre muerto en un hecho de tránsito que lo atropelló y dejó sin vida en el asfalto.
Recuerdo su nombre ( si me equivoco, pido disculpa por mi mala menoria) porque me llamó la atención del nombre de pila Karl-lo asocié a  Alemania- y el apellido Man-hombre-y nain-del francés:enano, un hombre alemán enano. Y resultó un americano gigante.
La víctima una persona joven sin documentación  y a primera vista supuso que podría ser un inmigrante mexicano.
Se tomó el trabajo de averiguar su identidad  que gracias a un reporte de un encargado de una pensión que avisó a la policía la no concurrencia en la noche anterior de un pensionista mexicano cuya descripción coincidía con el  fallecido.
Mannain concurrió a la pensión y entró a la pequeña pieza buscó en la cómoda encontró carta enviadas desde México.
Las llevó a su oficina y  un intérprete se las tradujo.

sábado, 31 de diciembre de 2016

En el fin del 2016 tengo un sueño para el 2017.

Hola amigo:
Feliz de reencontrarme contigo, hoy en el último día del dos mil dieciséis.
Aquí en Buenos Aires, hace un calor de locos, la térmica ya trepó a los 40 grados, pegajoso e insufrible. No da ganas de nada, solo de esconderse en en lugar con  aire acondicionado.

El aire programado a 24º  para enfriar el ambiente sin consumir mucha energía eléctrica, debemos ahorrar, esa es la ley primera.
A decir verdad yo desde que lo tengo,  hace muchos años, siempre  lo coloqué a 24 y en modo que el aparato cuando llega a esa temperatura se detiene en espera hasta el momento que vuelve a arrancar.
El ambiente debe estar fresco no helado y confortable.

Esta noche dejaremos el viejo cascoteado 2016  para entrar en el nuevo y esperanzador 2017, Esperanzador de puro optimista que soy, porque pienso que la maldad desparramada por ahí, que siempre está al acecho de alguna crueldad, estará muy controlada por los buenos, esos eficientes y cumplidores de defensores de la ley.
La ley es imprescindible en esta selva en la que vivimos, es la que compone el desorden tanto en la vida cotidiana como en toda actividad no solo de nuestra ciudad, nuestro habitad, sino también en todo  el país y su relación con el  mundo exterior.

Sueño:
Con un 2017 sin la locura de los femicidios, las muertes en ocasión de robos y por accidentes evitables-conductores alcoholizados y exceso de velocidad, cruce en rojo, etc-. Un año sin piquetes, sin paros, huelgas y sin trabajadores en negro.

Un año con gente rescatada de la indigencia, con oportunidades y trabajo, mucho trabajo para todos, especialmente para aquello marginados desde hace mucho tiempo y  que viven en la pobreza extrema.
Que el cartonero sea solo un  recuerdo y no algo común del paisaje de la ciudad.

Que la inseguridad deje de ser una preocupación, y podamos transitar, entrar y salir libremente sin miedo y sin que nos pase nada, absolutamente nada.
La educación sea una realidad, para todos, gratuita y con 180 días efectivos de clase por año.
Que los hospitales sean remozados, actualizados informáticamente  y donde ir a ellos no sea un calvario.

Que los líderes políticos o no, dejen de pensar solo en sí mismos, en su sector y piensen en grande, piensen en el país como un todo y de todos y  trabajen para ello.
Que la grieta se cierre, que se sanen las heridas y que todos juntos pensemos en un solo objetivo el bien común.

Derrotado el hambre, la miseria, el odio, la incomprensión, la soberbia, la viveza criolla y todo aquello  que nos ha puesto en el lugar que hoy estamos.

Los sueños sueños son y algún día serán realidad.

Bueno amigo, ya desperté y por ultimo aprovecho para desearte un feliz y venturoso año nuevo. 


martes, 20 de diciembre de 2016

El mejor regalo para esta Navidad.

Hola amigo.

Solo te pido unos minutos de tu atención, 7,14 para ser exactos. Tiempo que te llevará ver este experimento y tal vez descubras el sentido de la Navidad.

Espero que este video te haga pensar, reflexionar y lograr tu mejor regalo navideño.

Un abrazo.






viernes, 25 de noviembre de 2016

Algunas cosas que me molestan.

Hola amigo.

Nuevamente en contacto, como todos los viernes, para comentarte los sucesos , hechos y otras particularidades que me han motivado a escribir.

No soy un narrador genial, solo trato de comunicar y que se entienda lo que pretendo dar a conocer.
Mi humilde opinión en el mar de la web, ese océano gigantesco e infinito, es simplemente eso una humilde opinión.

Lejos de mí la soberbia que se ve a diario en algunos comunicadores,no todos por suerte, que afirman y ponderan como única verdad su yoismo.
Si a esto le agregamos una total chabacanería en su expresiones y gesticulaciones , exclamemos :"Bingo", cartón lleno.
Este proceder me predispone de mala manera, me altera y me hace añorar con más fuerza a  los viejos comunicadores, mucho mas leídos, menos gesticuladores, más apasionados por la verdad- no por su verdad-, buscando siempre una equidistancia entre varias visiones antagónicas de un mismo tema  para luego fijar su personal posición.

Parece que como todo viejo tengo la visión obnubilada por la nostalgia de tiempos idos, donde éramos  jóvenes y a la distancia sobrevaloramos los recuerdos, pero no, soy consciente que con el tiempo y las conquistas de ciertas libertades, justas por cierto, se han ido modificando las costumbres, los modismos y la educación, provocando cambios en los valores tanto individuales como colectivos.

Uno de esos valores que se han perdido, o por lo menos no se hace evidente, es el respeto. El respeto hacia nuestros padres, maestros, abuelos y en general a nuestros mayores.
Lógicamente que esta aseveración es general, siempre existirán, gracias a Dios, las excepciones a esta premisa.

Tengo una imagen muy presente en mí que es la siguiente:
Cuando joven iba con amigos en verano a refrescarnos en las saladas aguas del  Arroyo Del Monje, bajo el puente que permitía el tránsito por la ruta 11.
Recuerdo eso días de 40 grados a la sombra, metido en el agua hasta el cuello, mirando a los catangos, los trabajadores del ferrocarril que hacían el mantenimiento de las vías cortando la maleza y limpiando la zona.

Los veía bajo el rayo del sol en esos días sofocantes, dándole duro a su trabajo por varia horas
a la intemperie y bajo el sol abrazador. Los veía protegidos, con sombreros de alas anchas y camisas de mangas largas, de los efectos del sol pero no del calor y la sed que este le provocaba.
Desde el arroyo los miraba y realmente sentía pena por ellos, no pensaba que podrían ser compensados económicamente por su padecimiento, estimo que muy lejos de ello estaban.
Un imagen que aún persiste en mi memoria.

Como ellos millones de trabajadores, con su esfuerzo, dedicación, aportaron valor a su tarea y este valor hizo grande a este país.
Unos tendieron rieles, otros construyeron caminos, levantaron fábricas, cultivaron los campos,cuidaron de la salud pública, la justicia, el orden y su administración.
Hoy los que aún viven son ancianos, viejos,"de la tercera edad" y jubilados.

La inmensa mayoría de los que alcanzaron la jubilación hoy perciben la remuneración mínima.Un ingreso ínfimo para tanto esfuerzo, dedicación, aporte de valor, de honestidad y de más de 40 años de dedicación a hacer.
Hacer grande al país, que por desgracia, por malas administraciones y malos sentimientos, los tiene postergados y en muchos casos a merced de la caridad ajena.
A esto se le agrega la desconsideración con que los trata el "sistema",

Hay dos cosas que me pueden, me descolocan y me dan mucha pena: el llanto de un niño y el dolor de un anciano.

Bueno amigo, es todo por hoy, gracias y nos encontraremos, si Dios quiere, el próximo viernes.
Chau.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...